Piratas en Honduras: De Gregor Macgregor y la República de Poyas, a la Ciudad modelo de Paul Romer

“Y todavía no se ha dado un levantamiento en Coralio. La ley militar prevalece y el fermento está embotellado por el momento”
Kings and cabagges
O’Henry

Desde el siglo XIX, la costa norte de Honduras ha sido un objetivo para piratas que han soñados con crear estados  independientes, y lucrarse en nombre del débil concepto de soberanía nacional que posee el pueblo  hondureño.

La historia parece repetirse cada cien años, y como que no existe la capacidad de aprender las lecciones que nos brindan los fiascos acontecidos, continuamos repitiendo los errores.  Los políticos oportunistas de turno asumen con docilidad ceder parte del territorio nacional, pretendiendo lograr una solución a la pobreza eterna, mientras consolidan la corrupción permanente y falta de visión en el manejo del estado.

Para la versión criolla de los libertarios, la subasta actual del territorio nacional es parte de un advenimiento tardío al espejismo de la modernidad, y un supuesto despegue económico basado en la exclusión y la obliteración de los pueblos que hemos habitado la costa norte durante siglos.

Gregor MacGregor, La República de Poyas y la mayor estafa del siglo XIX
Alrededor de 1820, el pirata escocés Gregor MacGregor, logró obtener de Georges Frederick I, Rey de la Moskitia, el territorio de la Serrania de Payas, entre Trujillo y el Río Sico, supuestamente por dos botellas de Whiskey.

Aunque no existe documento alguno que confirme las aseveraciones de MacGregor, respecto al intercambio con George Frederick, este se autodenominó como cacique de Poyais y retornó a Inglaterra, donde se dedicó a vender acciones de la compañía  de la República de Poyais, la que contó con su propia  constitución, moneda y bandera.

El fracaso de Poyais fue inmediato y rotundo. Los inversionistas engañados, esperaban encontrar  una ciudad en la desembocadura del río Sico, con todas las amenidades de las urbes europeas del momento. Las enfermedades tropicales barrieron con los osados e ingenuos accionistas, logrando algunos sobrevivientes refugiarse en Belice.

Macgregor posterior al primer fracaso de Poyais, se movilizó a Francia donde intentó replicar la estafa. Sin embargo fue encarcelado por las autoridades y cuando logró su libertad partió hacia Sudamérica.

Sam Zemurray, Manuel Bonilla y la República Bananera
En diciembre de 1910, partieron desde un burdel en New Orleans, Manuel Bonilla y el mercenario Christmas Lee, financiados por  Sam Zemurray, el cual les proporcionó un barco, armas y municiones para que Bonilla se instalara de nuevo en el poder.

La estrategia de Zemurray estaba dirigida a contrarrestar el cobro de impuestos que la Banca de JP Morgan le exigía por las tierras que este poseía en Honduras. Morgan se había hecho dueño y señor de las aduanas y recaudación de impuestos, siendo comisionado para tales fines por la administración de de Manuel Dávila , a cambio de asumir la deuda de Honduras con Inglaterra, por un tendido férreo que nunca llegó a construirse.

El 26 de enero de 1911, se dio la batalla de La Ceiba, donde los mercenarios de Manuel Bonilla, doblegaron a las tropas de Vicente Guerrero con el uso de ametralladoras y pólvora seca, innovaciones bélicas que destrozaron las tropas gubernamentales. El General Guerrero fue ejecutado después de rendirse por uno de los mercenarios estadounidenses que conformaba las tropas de Bonilla.

Sam Zumarray logró enormes concesiones de tierras, excepciones de impuestos y pago de empréstitos. Su fortuna se incrementó de tal forma que años después se convirtió en el el rey de las compañías bananeras. El destino de Manuel Bonilla no fue tan rutilante: fallece en el año de 1913, poco tiempo después de haber asumido el poder y haber regalado la costa norte de Honduras  a las compañías extranjeras.

Piratas Contemporáneos: Paul Romer y su Ciudad Modelo.
El golpe de estado de junio del 2009 en Honduras, se convirtió en la crisis que Paul Romer no dejo pasar la oportunidad en desperdiciar. En marzo del 2009, meses antes del golpe en Honduras, el pueblo de  Madagascar  depuso a Marc Ravalomanana por intentar implementar el modelo neocolonilaista de Paul Romer en la isla africana.

Al igual que en Honduras, la ciudad modelo en Madagascar nunca fue discutida de forma abierta con el pueblo, las negociaciones se llevaron a cabo tras bambolinas, como lo afirma el mismo Paull Romer.

En Honduras el Congreso nacionalista voto de forma abrumadora a favor de la Ley de Regiones Especiales para el Desarrollo (RED), alias Ciudad Modelo,  el 10 de enero del 2011, días antes cumplirse el centenario de la invasión de Sam Zemurray y su ejercito cipayo a Honduras.

El renombrado economista Paul Romer parece manejar la teoría económicas neoliberales al dedillo, pero en sus exposiciones y escritos demuestra poseer fatales lagunas en materia de historia, la que reinterpreta a su antojo. Desde un Guantanamo cedido a los estados Unidos por un Tratado hasta un Hong Kong entregado  de forma dulce y pacífica a los Británicos.

En su primera exposición en TED, Romer habla de un manual de “ciudad modelo para idiotas”, en la que embelesa a la audiencia con una visión maniquea sobre la normas económicas. Aduce que la pobreza en ciertas regiones del mundo se deben a normas malas que deben ser suplantadas por normas buenas. Por supuesto estas últimas se encajan en un capitalismo fundamentalista, encargado supuestamente de redimir de la pobreza a los selectos futuros integrantes de la Ciudad Modelo.

A finales del mes de abril, Paul Romer acompañado de Octavio Sanchez, Secretario Privado de la Presidencia, llevaron a cabo una gira por el noroeste de los Estados Unidos y Canadá, a la búsqueda de presuntos inversionistas y además logra que el Canadá se convierta en la nación garante de la Ciudad Modelo.

Bajo el lema de una nueva forma de desarrollo sin asistencialismo, los nuevos cruzados del neocolonialismo, efectuaron su gira, promoviendo la entrega de una franja del territorio hondureño, sin que en Honduras se nos haya explicado a ciencia cierta donde estará ubicado el paraje a subastar.

Las informaciones emitidas por la Administración Lobo, indican que la  primera Ciudad Modelo se ubicará entre la bahía de Trujillo y el río Sico, casualmente donde se encuentran ubicadas 24 comunidades Garífunas, las que consideramos el santuario cultural de nuestro pueblo. Esa franja de 100 kilómetros de largo coincide con la otrora República de Poyais del pirata Gregor Macgregor.

El Banana Coast y la Ciudad Modelo
Como presagio del neocolonialismo rampante que se entronizaría en Honduras, días antes del golpe de estado, el empresario canadiense Randy Jorgenson conocido como el “rey del porno” en su país, inicio una serie de compras ilegales de tierra en las comunidades Garífunas de la Bahía de Trujillo. Con el golpe logró que la Administración Micheletti, le otorgara licencias ambientales expeditas para la construcción de una serie de proyectos turísticos.

Uno de los proyectos más perniciosos del rey del Porno, se denomina Banana Coast el que consiste en un muelle para cruceros panamax,  actualmente en construcción y el que conllevó a la demolición de la comunidad Garífuna de Río Negro, Trujillo. El desalojo de la comunidad Garífuna fue logrado con la presión de la municipalidad de Trujillo, la cual intimidó a los miembros de la comunidad con la aplicación de  una Ley de Expropiación Forzosa, que data de 1913.

Da la casualidad que en Trujillo fue donde el escritor estadounidense O’ Henry acuño el termino de “república bananera”, incluido en su libro “Reyes y Repollos” (1904). Un poco más de un siglo después, el Rey del Porno demuele la comunidad Garífuna de Rio Negro para instalar su Banana Coast.

En una sesión especial del Congreso Nacional, en julio de 2011, se aprobó el reglamento para la RED. La sesión con la participación de Paul Romer y el senador canadiense Gerry Saint Germain, entre otros. El Canadá parece ser que además del saqueo de la minería en toda  América Latina, considera convertirse en el “padrino” del futuro paraíso fiscal disfrazado de ciudad modelo.

Romer sugiere  que las crisis traen oportunidades, precisamente el Golpe de Estado al igual que el huracán Mitch, se abrieron enormes oportunidades comerciales aprovechadas por el capital extranjero. Sí con el Mitch se entregó buena parte del país a las compañías mineras, el golpe ha patrocinado una serie de piratas contemporáneos que pretenden apoderarse del territorio ocupado por el pueblo Garifuna para construir una clonación de Gran Cayman en las costas centroamericanas, acompañada de una mega siderúrgica  coreana y una expansión sin limites de la frontera de los agrocombustibles.

Dado en la Ceiba a los diez y siete días del mes de julio del 2012

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s