CELAC: el Congreso Anfictiónico de Panamá y el sueño de Bolívar.

“los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar a la América de miserias a nombre de la libertad”

Simón Bolívar (1829)

Mañana se efectuará la primera reunión del CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), a la cual asistirán 33 estados de América Latina y el Caribe. La esencia de la reunión es lograr plasmar  la Patria Grande, concebida por el héroe de las Américas, Simón Bolívar y finalmente por primera vez reunirse los países latinoamericanos y del Caribe sin la presencia intervencionista de los Estados Unidos y Canadá, su socio histórico  y cultural.

Hace 185 años se efectuó el Congreso anfictiónico de Panamá, convocado por Simón Bolívar, con la orden expresa de no involucrar a los Estados Unidos. Desafortunadamente, el General Francisco de Paula Santander, presidente de la Gran Colombia, desatendió las instrucciones del libertador, y procedió a enviar invitación a John Quincy Adams, presidente de los Estados Unidos. Bolívar señaló en una misiva a Santader en relación a eludir invitar al país del norte que “este paso nos costará pesadumbres con los albinos”, y aunque el Congreso fracasó, los Estadounidenses no cejaron en sus diatribas hacia El Libertador.

Desde la visionaria Carta de Jamaica (1815), Simón Bolívar señalaba el imperativo de una alianza entre los países que fueron subyugados por la Corona de España, y  así poder contrarrestar  una reconquista española o la infame influencia de otras potencias.

A partir de 1817, los Estados Unidos comenzó una política expansionista, y puso sus ojos sobre el territorio Frances de la Louisina, La Florida española y la islas del Caribe. En 1817 un grupo de patriotas venezolanos, bajo la autorización de Bolivar, acompañaron a Luis Aury, Gregor Macgregor, Pedro Gual  en la toma de la Isla de Amelia controlada por los españoles, creando la República de la Florida, la cual subsistió durante 66 días, siendo ocupada posteriormente por las tropas estadounidenses, bajo el comando de Andrew Jackson.

Es a partir de 1824, cuando se instaura la Doctrina Monroe; “América para los Americanos”, la que hasta la fecha padecemos sin ninguna contemplación en su aplicación por el imperio. La letanía de ignominias en nombre de la “democracia” a pervertido la historia, sólo basta recordar  las atribulaciones de Haití, por no hablar de  Honduras, remembranzas de dominación colonialistas suficientes para ponerse a llorar.

Casi dos siglos después de haberse efectuado la traición de Santander, los países de América Latina y el Caribe se aprestan a finalmente a cumplir el sueño de Bolívar. No obstante asistirán a Caracas  los herederos políticos del general colombiano, que con tanto orgullo se le arrastran al imperio y obedecen sus mandatos

Por supuesto, Los estados Unidos en sus postrimerías maquinará como sofocar cualquier  intento de unidad latinoamericana, y nada raro que en aras de destabilizar la región intenten en un futuro cercano aplicar la técnica cirenaica, que destruyó a Libia y parece ser que  replicarán en Siria e Iran.

La  férrea dictadura global que emana desde Washington, aparentemente no es avalada por buena parte del pueblo de los Estados Unidos, mientras tanto ese 1% que viene saqueando el globo, se niega a reconocer la grave situación del planeta como consecuencia del capitalismo fundamentalista y su codicia para continuar el derroche de combustibles fósiles. Creemos que el 99% de explotados que  viven dentro de las fronteras del imperio, entiende perfectamente el afán de independencia y autonomía que reclaman los países del Caribe y América Latina.

En la actualidad somos más de 500 millones de personas que habitamos la Patria Grande, y soñamos con el ideal bolivariano de una América Latina y Caribe unidos por estrechos lazos culturales y económicos. Mañana comienza a plasmarse la independencia que se nos fue pisoteada a lo largo del  siglo XIX y el XX.

Para el pueblo Garífuna radicado en las Honduras del continente, el CELAC se convierte en la expectativa de un espacio  basado en el respeto y reconocimiento de los derechos humanos, territoriales y culturales; los cuales los estado-nación moldeados desde el norte han pisoteado en nombre de un supuesto desarrollo basado en la explotación y la destrucción.

No nos queda más que expresar nuestro reconocimiento al compañero Hugo, por dar este histórico paso, 185 años después del Congreso Anfictiónico de Panamá.

 

 

1 de Diciembre del 2011

 

 

 

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About these ads

Acerca de ofraneh

Organización Fraternal Negra Hondureña
Esta entrada fue publicada en derechos humano y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s