El asalto a la UNAH y la imposición de la reforma educativa neoliberal

El asalto a la universidad efectuado por las fuerzas de “seguridad” hondureñas, el pasado primero de julio en horas de madrugada, forma parte de la estrategia neoliberal de convertir la educación en un simple negocio. El allanamiento a la Universidad tuvo como resultado 60 estudiantes criminalizados, al mismo tiempo que la rectora Julieta Castellanos impuso por el momento la aniquilación del diálogo y demostró que en la Honduras post golpe, la militarización es el recurso del método. El Ministerio Público reclamó la presencia policial y militar de forma permanente en la universidad para así descartar la protesta social.