El rey del Porno, la usurpación del territorio Garífuna de Trujillo y la inaplicabilidad de la ley en Honduras.

Los múltiples atropellos sufridos por el pueblo Garífuna en Honduras, forman parte de la antología de despojos territoriales que afectan a los pueblos indígenas del continente. En nombre de un supuesto desarrollo el saqueo se ha intensificado en este milenio, al mismo tiempo que la aplicación de justicia se ha debilitado. En el caso de la Bahía de Trujillo, el empresario canadiense Randy Jorgensen, se apropió de los hábitats funcionales de las comunidades de Guadalupe, Santa Fe e incluso de la misma ciudad de Trujillo; además de haber demolido parte de la comunidad Garífuna de Río Negro, para lo cual contó con el apoyo irrestricto de la municipalidad de Trujillo.

Honduras: El reality show de la muerte de los corales en el caribe.

Mientras en los Cayos Cochinos una vez más se graba uno de los tantos realties shows que utilizan el archipiélago como escenario, los corales en el caribe como en el resto del planeta sufren del letal emblanquecimiento, como consecuencia de las altas temperaturas oceánicas incrementadas por el episodio más largo del fenómeno del Niño que se haya registrado.

Estado de Honduras viola Medidas Cautelares de la CIDH a favor de la comunidad Garífuna de San Juan Tela

El pasado 20 de mayo, fuerzas combinadas de ejercito y policía militarizaron la comunidad, para supuestamente proporcionar seguridad en la remedición de un terreno comunitario que ha sido usurpado por un foráneo. La comunidad respondió enardecida ante este nuevo abuso, el que en cierta reforma replica el hostigamiento padecido por la Sra. Feliciana Eligio Suazo la que falleció el 14 de agosto de 2013, cuando era interrogada en la Fiscalía de Tela por la supuesta usurpación de un terreno comunitario, comprado de forma ilegal por personas ajenas a la comunidad.

Crimen de Estado: El asesinato de Berta Cáceres y la participación de militares hondureños.

Ante las protestas del COPINH por el asesinato y la reacción violenta de las fuerzas de seguridad, aplaudidas por los medios de comunicación sistémicos y los bots al servicio de Juan Hernández, encaja las observaciones del juez de la Corte IDH, Raul Zaffaroni sobre crímenes de estado: “La condenación de los condenadores. Es una técnica de neutralización bastante frecuente en los crímenes de Estado, especialmente cuando se dirigen contra pacifistas, disidentes o adversarios políticos”.

“El Principio de la Misericordia” y los daños colaterales del modelo de desarrollo del Banco Mundial

La intervención del presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim el pasado 6 de abril, en el Seminario de la Unión Teológica, en la ciudad de Nueva York, refrenda la política del Banco Mundial en materia de derechos humanos, la que en los últimos años ha retornado a los desalojos masivos en nombre de un supuesto desarrollo. Utilizando el nombre de “El principio de la Misericordia”, el antropólogo y médico Jim Yong Kim se dirigió a una audiencia de líderes religiosos a quienes trató de vender la imagen del líder mundial proveniente de un sector que en su momento fue critico a las controvertidas políticas del Banco Mundial y se ha reciclado como ferviente impulsor de la energía hidroeléctrica, para frenar el aumento de temperatura del planeta.