¿Cuánto vale la vida de un Garífuna en Honduras?

La aparición del cadáver de Edwin Noel Flores Sacaza, Garífuna que se desempeñaba como guardia de seguridad en la planta termoeléctrica de la Ensenada, y la ausencia de una versión oficial sobre este hecho así como el silencio al que se han llamado los medios de comunicación, ha despertado un sinfín de cuestionamiento, por parte de los habitantes de Sambo Creek, comunidad de dónde Edwin era originario.

El Grupo Laeisz – propietario de la termoeléctrica en cuestión – y las autoridades municipales se han llamado al hermetismo, confirmando de esta forma el estilo inapropiado con que han manejado sus relaciones con las comunidades Garífunas de Sambo Creek y Corozal, las que se encuentran localizadas a escasos kilómetros de la termoeléctrica, y se verán afectadas por la contaminación de la quema de combustible Búnker C (Fuel #6) el que es considerado altamente tóxico y es prohibido en varios países.

El río Cuyamel, piratas de las térmicas y el derecho a la Consulta Previa

El pasado 3 de noviembre  la Fiscalía de las Etnias emitió un requerimiento fiscal en relación a la hidroeléctrica La Ensenada, la que familias de los herederos de Marcelino Ponce pretendieron construir desde hace  muchos años en río Cuyamel, de la comunidad Garífuna de Sambo Creek.

La fiscalía tardó nueve años en emitir el requerimiento fiscal contra el exviceministro de la otrora denominada Secretaría de Recursos Naturales (SERNA), el Sr. Norman Gilberto Ochoa Henríquez, quien emitió en un lapso de 40 días la licencia ambiental para el proyecto, sin haber efectuado una consulta previa con la comunidad de Sambo Creek.

Corredor Garífuna Sambo-Corozal zona de sacrificio ambiental

Con la inminente instalación de una planta termoeléctrica a base de bunker c, la municipalidad de la Ceiba optó por la destrucción de uno de los parajes de mayor biodiversidad en la costa norte de Honduras, además de ignorar las graves consecuencias que acarreará para la salud de las comunidades Garífunas, las que se verán afectadas por la contaminación permanente que emanará de la planta.

Como si fuera poco el abuso de la Municipalidad de la Ceiba, la ENEE y el Grupo Laiesz, los que nunca consultaron de forma previa a las comunidades que serán afectadas por la contaminación, ahora existe el rumor de la instalación de un supuesto rellano sanitario, los que en Honduras no pasan de ser crematorios.

El caso de la termoeléctrica en La Ensenada y la distorsión de la Consulta Previa, Libre e Informada

El pasado sábado 22 de agosto, a instancias del alcalde de La Ceiba, el Sr. Jerry Sabio y del Grupo LAEISZ, se efectuó en la comunidad Garífuna de Corozal un plebiscito comunitario, con el propósito de lograr darle una aparente legalidad a la imposición de una planta termoeléctrica de 75 megavatios, a base de bunker c; la que inició su construcción en los primeros días de julio del presente año, en La Ensenada, entre las comunidades Garifunas de Corozal y Sambo Creek. localizadas en la zonas de amortiguamiento del Parque nacional Nombre de Dios y del Monumento Marino Cayos Cochinos.

¿Áreas protegidas en la república mafiosa de Honduras?

En medio del caos que enfrenta el pueblo hondureño como consecuencia de la destrucción de las estructuras gubernamentales la cual se viene dando en la última década y como parte del proceso de privatización de las áreas protegidas y la subasta del territorio nacional, el actual gobierno optó por el uso de una de las zonas de mayor biodiversidad del país, para convertirla en el lugar de instalación una termoeléctrica a base de bunker c, para la producción de 87 megavatios de energía sucia.

¿Existe la aplicación de justicia para los pueblos indígenas en Honduras?

ELa Ceiba, mayo 11 de 2018.- Los pueblos indígenas en Honduras atravesamos por una grave crisis ante la ofensiva para la apropiación de territorios y “recursos”, al mismo tiempo que el endeble estado de ley existente en el país, se ve afectado por la desaparición de la independencia de poderes, dando lugar a siniestros abusos…

El clan Faraj Atala y la campaña mediática para justificar la hidroeléctrica de Agua Zarca

La Sra. Elsia Paz, ex presidenta de la Asociación de Pequeños Productores de Energía Renovable (AHPPER), aparece constantemente en los medios locales -manejados en Honduras exclusivamente por la élite de poder- tratando de erradicar la conexión existente entre el asesinato de Berta y la compañía DESA, además de hacer énfasis en la supuesta solución a la pobreza existente en el departamento de Intibuca. Al igual que Jim Yon Kim, la Sra. Paz, afirma una supuesta violación a los derechos de las comunidades al empleo y el acceso a la energía.