Alerta: A punto de ser aprobado anteproyecto ley de Consulta impulsado por el Estado de Honduras y PNUD

La inminente aprobación en el Congreso Nacional del Anteproyecto de Ley de Consulta (CPLI), promovida por el Estado de Honduras y el P.N.U.D, nos coloca en estado de alerta a los pueblos indígenas del país, defensores de los bienes comunes y la madre tierra.

Ley de Consulta promovida por ONUREDD y el Estado de Honduras viola el Convenio 169 de la OIT

En Honduras hasta la fecha los pueblos indígenas sufrimos un colonialismo interno practicado como una política de Estado, que ha dado lugar a una enorme cantidad enorme de violaciones a los derechos; entre otras el doloroso asesinato de la líder indígena Berta Cáceres, acontecido hace casi seis meses, sin que hasta la fecha se haya develado los nombres de los autores intelectuales del macabro crimen.

Honduras: El asesinato de Berta Cáceres y el Derecho a la Consulta Previa

El asesinato de Berta Cáceres el pasado 3 de marzo, es un indicador de la actual situación de los pueblos indígenas en Honduras. La líder indígena luchó de forma denodada por la aplicación del derecho a la consulta previa, la defensa de bienes comunes y los territorios ancestrales, situación que provocó a la élite de poder del país y subsecuentemente su eliminación física.

Garinagu a la defensa del río Cuyamel

El Proyecto Hidroeléctrico la Ensenada, perteneciente a la familia Ponce, vinculada al ex ministro de Agricultura y Ganadería del gobierno de facto de Roberte Micheletti, recibió una licencia ambiental en tiempo récord (un mes y diez días) con la cual pretenden destruir el río Cuyamel, localizado en la comunidad de Sambo Creek.

La producción de un 1,5 megavatios de energía eléctrica es la meta de la familia Ponce, la que al igual que otros miembros de la elite de poder de Honduras, se están repartiendo las cuencas hidrográficas de Honduras, con el pretexto de producir energía “limpia”.