Neocolonialismo en Honduras y el retorno de las “Ciudades Modelo”.

El pasado 7 de enero, el Vicepresidente del Congreso Nacional de Honduras, el Sr. Marvin Ponce, indicó a los medios de comunicación la posible introducción de una iniciativa para crear una nueva ley que permita implementar las “ciudades modelo”, conocidas también como Ley de Regiones Especiales para el Desarrollo (RED), en una “versión mejorada”.

El proyecto neocolonial fue declarado inconstitucional, por la Corte Suprema de Justicia en octubre del año pasado, situación que provocó una vendetta por parte del Congreso, el cual optó por defenestrar la Sala de lo Constitucional, preservado únicamente al magistrado Oscar Chinchilla, el único que no votó en contra de las “Ciudades Modelo”.

La entrega de franjas del territorio nacional a inversionistas extranjeros, para crear republiquetas independientes, ha sido el proyecto emblemático del Partido Nacional, quien se encuentra actualmente en el poder, y el cual aparentemente está dispuesto a toda costa permanecer en el control del país mas violento del mundo y uno de los mas pobres de América latina.

La reacción del Congreso Nacional ante la declaración de la inconstitucionalidad de las Ciudades Modelo culminó con un golpe al poder Judicial, confirmando el espíritu anitidemocrático que prevalece en Honduras. Pocos días después de la declaración de inconstitucionalidad de las RED, Pepe Lobo señaló que “Si no se hacen hoy, las ciudades modelo las impulsará otro gobierno”

Las RED y  la tercerización de la aplicación de justicia.
La nueva versión de la Ley RED, será maquillada para esquivar los señalamientos de inconstitucionalidad efectuados por la Corte Suprema, y así proceder a la creación de una nueva versión de las ciudades modelo, la cual será aprobada sin mayor debate por el pleno del legislativo y su aplanadora Nacionalista.

El fracaso fiscal en que se encuentra sumido el país, es un factor determinante en el sometimiento a las intervenciones colonialistas que se han recrudecido después del golpe de estado del año 2009, el que fue perpetrado por facciones recalcitrantes de la elite de poder nacional acompañados de compañías transnacionales y el apoyo de la ultraderecha estadounidense.

En Honduras a partir del 2009, se incrementó exponencialmente el narcotráfico y la violencia, dando lugar a un estado fallido facilitando de esta forma el saqueo de los recursos, biodiversidad y territorio. La farsa electoral efectuada en noviembre del 2009, sirvió para perpetuar el golpismo en el poder, situación reconfirmada por el golpe perpetrado por el poder legislativo al judicial, despues de que este ultimo declarara inconstitucional la ley Red, que creaba las ciudades modelo.

La tercerización de la aplicación de justicia, la que pretendían utilizar los tribunales de la isla de Mauricio y Londres, fue considerada por los magistrados defenestrados como una especie de harakiri jurídico. La tercerización avalada por el Legislativo, en cierta forma no es mas que un reconocimiento de la inutilidad y corrupción  del sistema judicial en el país. Los ideólogos de las ciudades Modelo, Paul Romer y Mark Klugman  exigieron en su momento como condición imperativa la utilización de tribunales extranjeros.

Suponemos que la nueva versión de las “ciudades modelo” será disfrazada y es posible que en esta ocasión se incluya algún debate en el Congreso, con el propósito de cubrir las apariencias. Las reencarnaciones de William Walker y los Caballeros del Circulo Dorado no dejan el sueño de crear colonias de ultramar donde la versión de las repúblicas surgidas en el siglo XIX, sean sustituidas por regímenes feudales donde no existan estados de ley que interfieran en sus plantaciones estilo siglo XXI.

El grupo de libertarios de ultraderecha estadounidenses, supuestamente interesados en invertir en las ciudades modelo no esconden su desprecio por la democracia, Patri Friedman otro de los profetas de la ciudad modelo, exclama que “la democracia no es la respuesta”, dejando entrever las teorías del individualismo exarcebado de la escritora Ayn Rand en su libro la rebelión de Atlas.

Golpe al Poder Judicial: perro come perro.
La defenestración, el pasado 12 de diciembre por parte del Congreso Nacional, de cuatro de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de justicia, no es mas que una represalia de la aplanadora “Nacionalista” del Congreso Nacional ante la resolución de inconstitucionalidad de la Ley de Depuración Policial y previamente de la Ley RED. La utilización del polígrafo como parte de la estrategia de depuración de la corrupta policía hondureña, sirvió de detonante para que el Partido Nacional a través de sus congresistas se cobrara la “traición” de los magistrados al proyecto modelo neoliberal de la actual administración.

El único magistrado que logró salvarse de la vendetta del Congreso es Oscar Chinchilla, el que ademas de estar a favor de la Ley RED, participó en una gira por el lejano oriente para empaparse de las supuestas bondades de las ciudades modelo en CHin y Korea, países que bajo ningún pretexto han cedido su soberanía.

Es interesante la maniobra efectuada por el Congreso y el jaque mate a la Corte, ya que los dos poderes en su momento se aliaron para efectuar el golpe de estado del año 2009. Al estilo del viejo dicho, perro come perro, los congresistas no vacilaron en depurar la corte a su antojo. La actual administración que es de ultraderecha, no ha vacilado en rematar los ultimos restos de la democracia, consolidandose a través del fraude a favor de la facción imperante del Partido Nacional.

Las elecciones efectuadas el pasado noviembre, demostraron, mas que la incapacidad del Tribunal Supremo Electoral, la complicidad en la alteración de datos y la subordinación al grupúsculo que tiene como meta arraigar la democracia transgénica made in usa.

Los Garifunas y el rotundo rechazo a la usurpación de nuestro territorio.
La iniciativa  neocolonial de las ciudades modelo no es mas que una réplica agigantada del proyecto del “rey del porno” canadiense conocido como  Banana Coast, quien demolió en medio del golpe de Estado la comunidad Garífuna de Río Negro para la construcción de un muelle de cruceros panamax.

Para nuestro pueblo, la madre tierra esta ligada íntimamente con nuestra cultura. Si desaparece nuestro entorno, muere nuestra cultura. De ahí que la defensa de las comunidades y sus habitas funcionales es parte integral de nuestra sobrevivencia como cultura diferenciada.

La actual administración gubernamental viene tratando de convertir a los Garifunas en simples afrodescendientes, es decir en una minoría sin derechos específicos. Al mismo tiempo, se intensifica la destrucción de los títulos comunitarios, impulsando el estado una súbita titulación individual avalada por el Instituto de la Propiedad.

Para la OFRANEH la lucha contra las “ciudades modelo” ha sido en los últimos dos años una de nuestros mayores retos y esperamos que la elite de poder golpista asociada con los proyectos necoloniales no se engañen ante la actitud entreguista asumida por aquellos que se han especializados en bailarles a las administraciones gubernamentales de turno. Las comunidades y nuestra organización defenderemos nuestro patrimonio ancestral hasta las últimas consecuencias.

Dado en la Comunidad de Sambo Creek, a los catorce dias del mes de enero del dosmil trece.

Organizacion Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s