Desangran a Honduras: Asesinan a jóvenes por participar en manifestaciones estudiantiles

Los asesinatos con arma de fuego de Diana Mendoza, Elvin Lopez, Darwin Martinez y el estrangulamiento de Soad Ham Bustillo de trece años, la que apareció dentro de un costal en las inmediaciones de un centro educativo; son indicadores de la descomposición existente en el país.

Da la casualidad que los asesinatos fueron cometidos al mismo tiempo que se efectuaba en Tegicigalpa la Conferencia de Seguridad Centroamericana, con la participación del general John Kelly, el cual adujo que Honduras es “un excelente lugar para invertir” añadiendo además “ya no es el país más violento del mundo”.

La tónica del jefe del Comando Sur discrepa con su declaración vertida el año pasado, en la cual indicaba como Honduras era el país más peligroso del planeta. Ahora el general Kelly clama para que las inversiones arriben a Honduras, país donde a pesar del maquillaje estadístico y el trabajo de las agencias publicitarias encargadas de modificar la imagen de la carnicería padecida por los hondureños, continua sumido en la violencia

La campaña publicitaria emprendida por la actual administración y el Comando Sur, desdice al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) el que señaló la cifra de 467 víctimas resultado de 80 masacres en los últimos 26 meses.

El desangre gota a gota ha calado en el pueblo hondureño, sumido en la desprotección imperante. En el país el 95% de los asesinatos permanecen en la impunidad, producto de la corrupción tanto en las fuerzas de seguridad y el sistema judicial, el que fue demolido por el actual presidente, el Sr Juan Hernández, promotor del golpe a la Corte Suprema y el asalto al Ministerio Público.

El cruel asesinato de los estudiantes conlleva a pensar que existe un plan siniestro de la ultraderecha en el poder, para desaparecer la protesta social. La subasta del país por retazos, que ha emprendido el partido nacional, induce a una respuesta del pueblo hondureño, habituado a un infierno donde los menores de edad se han visto obligados a huir del país en estampida.

A partir del golpe de estado no tan blando, se ha desatado una guerra de baja intensidad, no precisamente contra el narcotráfico, sino contra el movimiento social, criminalizando la protesta y ahora eliminado físicamente aquellos que osan desafiar a la narcodictadura.

Después de casi dos décadas de luz verde al narcotráfico en Centroamérica, el imperio optó por un cambio de ruta. Mientras tanto la democracia hondureña fue encostalada y se pudrió ante la simbiosis surgida entre partidos políticos y crimen organizado.

Los cuatro jóvenes asesinados no cuentan para el Comando Sur el cual ahora pasa a apadrinar a Juan Hernández y el séquito de depredadores que ven las instituciones públicas como parte de su peculio; y están dispuestos a saquear el país para luego rematar el territorio finiquitando la república y dar lugar a la creación de estados monárquicos, manejados por los libertarios de ultraderecha estadounidenses que pretenden apropiarse del país bajo la figuras de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

Dado en Sambo Creek, a los 27 días del mes de Marzo del 2015

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s