Sicarios disparan a Garífunas en territorio recuperado en Nueva Armenia.

En horas de la mañana del día de hoy, un grupo de garífunas fueron atacados con armas de fuego, cuando se dirigían hacia el territorio ancestral de Armenia, el que fue ocupado durante ocho décadas por la Standard Fruit Company.

El Sr. Jesús Flores Satuye, recibió un impacto de bala en su cabeza y otro en el brazo, en el momento que un grupo de sicarios al servicio de elementos supuestamente ligados con el crimen organizado, trataron de impedir el paso de un grupo de más de 40 miembros de la comunidad que se dirigían a sus predios.

Según testimonios de los habitantes de Armenia, el delta del Papaloteca y sus tierras aledañas, fueron utilizadas durante años como pistas clandestinas, y a pesar de las denuncias interpuestas, las autoridades hicieron caso omiso sobre la información proporcionada por la comunidad y la gravedad de los hechos.

La antigua comunidad garífuna de Armenia fue relocalizada en la margen izquierda del Papaloteca a mediados de la década de los años 20 del siglo pasado, cuando la Standard, tras la huelga denominada de los poquiteros (agosto 1920), se apropió de las tierras más productivas del Departamento de la Atlántida.

El 8 de agosto del año pasado la comunidad de Armenia padeció un desalojo, en el que fueron incendiadas sus casas de habitación construidas en la recuperación, además de las destrucción de sus cultivos de subsistencia. En esa intervención policial, once personas fueron detenidas. El pasado enero 11, hombres fuertemente armados irrumpieron en el lugar en horas de la noche, quemando las casas que habían sido reconstruidas.

El herido el día de hoy, Flores Satuye, fue agredido en en enero del año 2001 por miembros de las Fuerza Naval de Honduras, en el archipiélago de los Cayos Cochinos. Su caso se ventila ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como consecuencia de la impunidad reinante en Honduras, en especial los casos relacionados a las violaciones a los derechos humanos perpetrados por las Fuerzas Armadas.

Buena parte de las comunidades garífunas padecen de un asedio a manos de empresarios de los rubros del turismo, palma africana y especuladores que se vienen dedicando a saquear el territorio al son del proyecto neocolonial conocido como ciudades modelos (ZEDE)

Exigimos una inmediata presencia de las autoridades para que intervengan, ya que un grupo de garífunas de Armenia se encuentran en la playa en estos momentos circundados por sicarios, además que el herido no ha logrado recibir la atención médica requerida.

Sabo Creek, Atlántida, enero 26 de 2015

Organización Fraternal Negra Hondureña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s